Óptica Pediátrica

Debemos saber que: "el ojo de un niño no es el ojo de un adulto en chiquito", es un ojo cuyo sistema visual aún está en desarrollo y que todo lo que se pueda detectar y compensar antes de los 8 años de edad permitirá optimizar el buen funcionamiento de sus ojitos.

También debemos saber que: "la cara de un niño no es la cara de un adulto en chiquito", las medidas faciales en un niño son muy distintas a las de un adulto, entonces un anteojo para niño no puede ser el de un adulto en chiquito, se deben tener otras consideraciones a la hora de elegirlas.